COMERCIO MINORISTA: CUANDO LA ACCIÓN ESTÁ EN LOS DETALLES

 

comercio minorista

El comercio minorista en España está de celebración. Pese a la inestabilidad política del último año, es un importante motor económico del país: supone el 5,5 % del PIB español y lo constituyen casi 600.000 establecimientos, es decir más del 16% del total de establecimiento en la economía española. Además, el retail daba trabajo a 1.907.500 personas en 2015, según el INE, lo que supone un 10,53% de la población ocupada a finales de 2015.

Buena situación de los complejos comerciales

La crisis económica afectó a este sector, que registró pérdidas millonarias. Sin embargo, tras siete años consecutivos de caídas, el sector repunta creciendo y creando puestos de trabajo.

La recuperación económica influye en el sector: la bajada del paro, precios estables y la menor presión fiscal han ayudado a recuperar la confianza en los consumidores, aumentando la renta de las familias y hogares, favoreciendo el consumo.

Los precios bajos animan a los consumidores a visitar estos centros, manteniendo el consumo durante todo el año: campañas como la navidad o las rebajas se han convertido en un aliado potencial para este sector donde la tecnología, el ocio, los viajes y el sector textil son los grandes ganadores

La ayuda del comercio electrónico

En un mercado dominado por grandes superficies comerciales, las pequeñas empresas tienen grandes dificultades para sobrevivir. Entrar en los canales de distribución tradicionales no es una tarea sencilla y ya no es tan efectiva ya que los hábitos de los consumidores han cambiado.

El desarrollo de Internet y de las empresas e-commerce ha abierto otra vía de comunicación y un nuevo canal de venta para estas empresas: mientras algunos lo ven como un enemigo a batir, otros lo consideran una oportunidad de crecer. La venta on-line supone un tercio de la facturación del comercio minorista y supone un balón de oxígeno para estos comercios.

La disponibilidad, la facilidad de acceso, la rapidez, la atención personalizada y la seguridad a la hora de pagar nuestro pedido son claves a la hora de comprar por Internet. Por otra parte, las recomendaciones de los usuarios y sus opiniones también tienen su importancia: las opiniones en foros y Redes Sociales son claves para las pequeñas empresas donde  la mejor publicidad es la de un internauta satisfecho.

Comprar por Internet es cada vez más común. Desde el salón de nuestra casa tenemos la opción de poder conseguir lo que buscamos sin necesidad de levantarnos del sofá. La comodidad y la facilidad de poder encontrar lo que queremos es la clave.

La revolución del sector retail

Los cambios en los hábitos de compra de los consumidores han revolucionado este sector, provocando una mutación en el antiguo concepto de “venta minorista” que busca una nueva definición acorde a los nuevos tiempos.

Bajo la consigna “renovarse o morir”, las PYMES deben aprovechar esta oportunidad que les brinda Internet y modernizarse, ya que su supervivencia depende de ello.

 

DANIEL FERNÁNDEZ ABELLA

Entradas Recientes

Escribir un comentario