LA IMPORTANCIA DE LLEVAR A CABO INSPECCIONES TERMOGRÁFICAS EN EDIFICIOS

Las inspecciones termográficas en edificios son una herramienta especialmente valiosa en la detección de dónde y cómo se está escapando la energía de la envolvente del edificio, la identificación de estructuras ocultas y el diagnóstico de patologías ocultas. Y todo ello mediante la realización de ensayos no destructivos en los elementos de la edificación.

La temperatura de la superficie de un edificio puede facilitar cuantiosa información sobre sus elementos estructurales: las instalaciones de tuberías: los sistemas eléctricos, los de calefacción, los de ventilación y los de aire acondicionado. Y es que las inspecciones termográficas en edificios revelan los problemas que pasan inadvertidos ante el ojo humano. Problemas graves como las filtraciones de aire, la acumulación de humedad, los bloqueos de tuberías, las características estructurales de las paredes y los circuitos eléctricos sobrecalentados se pueden detectar y documentar gráficamente con las cámaras termográficas por infrarrojos portátiles.

VENTAJAS DE EFECTUAR INSPECCIONES TERMOGRÁFICAS EN EDIFICIOS

Realizando inspecciones termográficas en edificios podemos localizar rápidamente variaciones de temperatura, que a menudo son indicaciones de problemas subyacentes. Mediante la detección exacta de posibles fuentes de problemas, también nos ahorraremos un valioso tiempo en inspecciones y repararemos únicamente aquello que necesita reparación, en vez de llevar a cabo mediciones de subsanación independientemente de la necesidad real que exista de reparación.

Las mediciones de temperatura repetidas mediante las cámaras termográficas IR de los mismos objetivos pueden determinar si las reparaciones se llevaron a cabo correctamente y ayudar a anticipar reparaciones futuras.

Con las cámaras termográficas adecuadas localizaremos con total seguridad los componentes sobrecalentados en multitud de sistemas, expresados como puntos calientes en las imágenes térmicas. Y es posible, además, llevar a cabo inspecciones periódicas de las instalaciones eléctricas, detectar con exactitud puntos de filtraciones de aire, buscar zonas de acumulación de humedad, verificar elementos estructurales, evaluar los materiales del edificio y realizar muchas otras tareas.

APLICACIONES DE LA TERMOGRAFÍA A LA EDIFICACIÓN

La termografía infrarroja en edificios e infraestructuras tiene múltiples aplicaciones. La necesidad de reducir las pérdidas de calor vinculadas a edificios y viviendas, es una prioridad  debido al alto costo del insumo energético necesario para su climatización.

Un resumen de las aplicaciones de la termografía infrarroja, o en el espectro infrarrojo, usando distintas técnicas sería el siguiente:

  • Termografía para el análisis de las condiciones de aislamiento en edificios y viviendas
  • Termografía para la localización humedad interna y externa en fachadas y cubiertas
  • Termografía para la localización de filtraciones de aire
  • Termografía para la evaluación de puentes térmicos
  • Termografía para la localización de conducciones y fugas de agua y calefacción
  • Termografía para detectar el desprendimiento de recubrimientos
  • Termografía para la verificación de suelo radiante
  • Termografía para la detección no invasiva de materiales y estructuras
  • Termografía para la localización de puntos fríos (enmohecimiento)

CÁMARAS PARA REALIZAR INSPECCIONES TERMOGRÁFICAS EN EDIFICIOS

No todas las cámaras termográficas son adecuadas para realizar inspecciones en edificación. Para poder efectuar inspecciones termográficas en edificios necesitamos:

  • Una cámara termográfica con alta velocidad de exploración;
  • Calidad de imagen nítida;
  • Una batería de larga duración;
  • Almacenamiento integrado de varias imágenes;
  • Software para ajustar las imágenes, analizar los resultados y documentar los hallazgos;
  • Capacitación en el uso del equipo.
Entradas Recientes

Escribir un comentario