Los mejores aspiradores quirurgicos

Los aspiradores quirúrgicos proporcionan comodidad al paciente y facilitan la tarea al odontólogo

Los aspiradores quirúrgicos forman parte de los  elementos fundamentales en la consulta de un odontólogo. Estos equipos específicos de los que se vale el dentista para atender al paciente, no solamente son necesarios para aplicar los tratamientos. Son elementos que también influyen la comodidad del paciente mientras se somete al tratamiento, tal y como ocurre con los aspiradores quirúrgicos.

Disponer de un instrumental completo y variado influye a que el paciente se sienta más confiado, intuyendo que el odontólogo dispone de todos los medios para que el tratamiento sea lo más llevadero posible.
Los aspiradores quirúrgicos, junto con otros aspiradores más finos para succionar saliva acumulada, son dos de los elementos que más favorecen la comodidad del paciente

Las intervenciones odontológicas requieren normalmente drenar saliva, sangre u otros fluidos. Los aspiradores quirúrgicos se componen de una cánula desechable y una sonda de goma, y funcionan a través de un motor de aspiración. Como medida de seguridad, todos los tipos de aspiradores, requieren para su uso el empleo de una pastilla antiespumógena en el filtro, evitando así la formación de espuma. 

Los aspiradores quirúrgicos forman parte fundamental del instrumental del dentista, que cuanto más variado sea, más confianza genera en el paciente.

Aspiradores quirúrgicos que marcan la diferencia

Además de los beneficios que supone para el paciente la utilización de los aspiradores quirúrgicos o dentales, el dentista también resultará favorecido por la mayor amplitud de visión que le proporcionará su uso. La aspiración de la cavidad oral también disminuye el riesgo de contaminación, así como los líquidos de algunos tratamientos y la cantidad de aclarados del paciente. 

Otra de las ventajas de los aspiradores quirúrgicos y dentales es que son de material desechable. Esto significa que después de cada procedimiento hay que cambiar la cánula, además de realizar diariamente la limpieza en el sistema de aspiración. De este modo quedará asegurada la desinfección y esterilización, elementos esenciales en la práctica odontológica. 

En la industria dental que produce los aspiradores quirúrgicos y dentales, destacan alguna marcas como Cattani. Esta empresa italiana fundada en 1967, destaca por la fabricación de sistemas de aspiración dental, motores y compresores de aire para aspiración. Cabe destacar sus nuevas creaciones, como las unidades de aspiración húmedas Cattani Turbo Smart, o motores de aspiración seca como Cattani Tecno Jet o Maxi Jet 2S.

Accesorios para aspiradores quirúrgicos

Ilion Sistemas es otra de las marcas destacadas en consumibles dentales, como las cánulas de aspiración quirúrgica. Se trata de cánulas mono uso que gracias a sus orificios permiten una aspiración muy suave durante la intervención, eliminando riesgos de infección

Las cánulas de aspiración de Ilion pueden conectarse con un aspirador estándar o con un Cattani Turbo Smart.  Ilion Dental es una marca creada para abastecer de material odontológico a profesionales que requieran de alta calidad a precios muy razonables. Todos sus productos pasan por un riguroso control de calidad, cumpliendo con las normativas exigidas. 

Tanto los aspiradores quirúrgicos, como las cánulas y todo tipo de productos odontológicos, pueden adquirirse en la nueve tienda online de AD+ Medical. Gran variedad de productos de distintas marcas, Consumibles, Pequeña Aparatología, Radiología Digital, Equipamiento, Recambios y otras ofertas, puede encontrarse en AD+Medical.

En lo que se refiere a Consumibles, ofrecen desde instrumental, endodoncia, impresiones, desechables o prótesis hasta biomateriales y suturas, cuñas y matrices o fresas y pulidores, entre otros. Su web también dispone de un Outlet con varios artículos rebajados.

Lectora voraz desde que era una niña, pronto aprendió a contemplar el mundo con la mirada entre curiosa y soñadora de quienes aman la literatura. Algunas de las horas más gratas de su vida las ha pasado sumergida entre las páginas de un libro, pero sin renunciar por ello al "mundanal ruído". Porque también aprendió tempranamente que, la única forma de entender la mayoría de las historias, es viviéndolas.