QUE SON LAS TARJETAS VIRTUALES

tarjetas virtuales

Es muy habitual actualmente hacer las compras a través de internet y pagar de manera digital. Aunque son muy usuales estos métodos de compra y pago mucha gente sigue siendo reticente a hacerlo por la inseguridad que les crea. Fiarse de la seguridad de este tipo de transacciones, especialmente cuando hay que proporcionar datos bancarios, puede ser un poco complicado. Como opción para no tener que dar los datos de nuestras tarjetas ya sean de crédito o de débito se presentan las tarjetas virtuales. Una tarjeta virtual es un producto financiero que nos permite de manera conveniente, ágil y especialmente segura realizar compras, transferencias y consultas en línea.

tarjetas virtuales


Las tarjetas virtuales nos van a posibilitar la obtención de bienes y servicios, sin tener que pagar en efectivo, tanto en comercios físicos como comercios electrónicos. Las tarjetas virtuales son digitales y no tienen un soporte físico como las tarjetas tradicionales. De la misma manera que estas, las tarjetas virtuales disponen de una numeración, una fecha de caducidad y un código de verificación. Datos que son necesarios para poder autorizar los pagos.
En un principio al no haber una tarjeta física palpable no se podrían hacer compras en comercios tradicionales de calle. No obstante las tarjetas virtuales proporcionan la oportunidad de vincularlas a plataformas de pago móvil.

En un mundo cada vez más digitalizado, los e-wallet se han transformado en una buena alternativa para realizar pagos. Con los e-wallet, habitualmente disponibles a través de apps, el usuario puede disponer de sus tarjetas virtuales y financiar las compras mediante su teléfono.
Son por tanto la versión moderna de las tarjetas de crédito y débito que comúnmente todos conocemos pero mejoradas y con mayores beneficios.

tarjetas virtuales

Funcionamiento de las tarjetas virtuales.

Esta técnica de pago alternativa nos evita el peligro de dar información bancaria porque no facilita acceso al dinero que hay en nuestra cuenta bancaria. Su funcionamiento es muy parecido a las tarjetas de prepago, aquellas que se recargan con la cantidad de dinero deseada. Así podremos introducir en ellas el dinero que necesitamos para hacer las compras y poder limitar y controlar el dinero que gastamos. Esto nos aportará tranquilidad porque en un supuesto de fraude o hurto solamente tendrán acceso al dinero que se introdujo en la tarjeta para la compra. En ninguno de los casos podrán acceder al dinero que tengamos en nuestra cuenta bancaria.

tarjetas virtuales


Este es el principal atractivo de las tarjetas virtuales, su segurida, pero dispone de alguno más.

  • Seguridad. No necesitamos cargar efectivo y tenemos protegido nuestro dinero en todo momento.
  • Comodidad Podemos hacer compras y transferencias online en cualquier momento, las 24 horas y los 365 días del año.
  • Control: Podemos vigilar nuestros gastos a través de una aplicación, que nos dará la opción de poner límites  de gasto.

Resumiendo nos permitimos decir que las tarjetas virtuales son una buena herramienta siempre que sepamos al detalle cuáles son sus beneficios y sus posibilidades. Omniwallet es la solución omnicanal útil, fácil y accesible. Esta tecnología de tarjeta virtual permite emular el funcionamiento de una App, pero sin los costes de desarrollo y mantenimiento que suponen para tu marca.

Lectora voraz desde que era una niña, pronto aprendió a contemplar el mundo con la mirada entre curiosa y soñadora de quienes aman la literatura. Algunas de las horas más gratas de su vida las ha pasado sumergida entre las páginas de un libro, pero sin renunciar por ello al "mundanal ruído". Porque también aprendió tempranamente que, la única forma de entender la mayoría de las historias, es viviéndolas.