LA PRODUCTIVIDAD EN ENTORNOS INTERACTIVOS Y SALUDABLES

En Web

Después de casi una década en la que ha marcado la agenda social la crisis económica, se han desencadenado numerosas quiebras en las empresas con sus consecuentes EREs (Expediente de Regulación de Empleo). Esta situación ha resultado con que las empresas bien han cerrado o bien han reducido su personal, pero en compensación han tenido una tendencia a invertir en RRHH (Recursos Humanos) y en los espacios de trabajo en aras de incrementar la productividad de sus trabajadores. Podemos decir que el mercado de las aplicaciones y el mercado tecnológico se están desarrollando al servicio de la productividad. Las empresas apuestan por la gestión de los espacios: adaptación del mobiliario a las necesidades y comodidades de los trabajadores; y también generar un espacio interactivo en el que los empleados puedan construir, tengan su área de esparcimiento, y puedan llegar a un punto de confluencia de ideas para desarrollar un proyecto concreto beneficioso para la empresa.

 

Existe un factor muy importante para impulsar la productividad de tus trabajadores, y es que haya una adecuada “simbiosis” entre éstos y las oficinas, de forma que éstas cubran las necesidades de cada trabajador a efectos personales además de laborales. Preocuparse por su salud física y psicológica hará que se cree una cultura de empresa que ayudará no solo a proyectar la imagen de la empresa, mas también que los trabajadores trabajen con orgullo para su empresa. Todo esto tiene mucho que ver con el contento laboral y por consiguiente, aumento de la productividad. En definitiva, se busca la buena calidad del trabajo en la empresa derivado del índice de bienestar en el espacio laboral.

 

Otra de las cuestiones que están en alza en el discurso mediático es la preocupación global por la contaminación. No hace falta irse muy lejos, puesto que en nuestras principales capitales se han registrado índices de contaminación bastante elevados, lo que supone que la calidad del aire de nuestras ciudades es bastante baja. ¿Y qué tiene que ver esto con la productividad? Un estudio de Hardvard acredita que en general, pasamos cerca de un 80% de nuestro tiempo en espacios cerrados, y uno de esos lugares son las oficinas y espacios de trabajo, en las que pasamos gran parte del día. Estas oficinas tienen sistemas de ventilación para renovar el aire de los edificios, el problema es que renovamos el aire con otro también contaminado. Por no hablar de la facilidad para que se produzcan contagios entre empleados o ese aire traiga partículas que produzcan alergias que afecten a los empleados. El conjunto de estos factores hace disminuir considerablemente la productividad.

 

Ante esta necesidad que surge, el mercado tecnológico crea algunos sistemas de ventilación con filtración de aire que actúan para la erradicación de aquellas partículas dañinas para la salud. Es el caso de Aire Limpio (www.airelimpio.com), que estudia desde el mobiliario y complementos hasta los propios sistemas de ventilación, asesora sobre las medidas a tratar y se compromete a mejorar la calidad del aire, que se percibe, creando un ambiente limpio y contribuyendo en favor de la buena salud de sus empleados. El esfuerzo que el empresario realiza para acomodar un espacio viene retribuido en el contento laboral, y por consiguiente una mayor productividad, con edificios saludables y trabajadores saludables.

Entradas Recientes

Escribir un comentario